fbpx Solicitantes de asilo LGBTQ+ alegan discriminación en los albergues de Nueva York - Documented - Documented
 

Solicitantes de asilo LGBTQ+ alegan discriminación en los albergues de Nueva York

Cerca del mediodía, el 24 de mayo, César P, un solicitante de asilo de Guatemala viviendo en un albergue de Nueva York, estaba caminando hacía el baño cuando se dio cuenta de que alguien le seguía. Esa persona le golpeó varias veces, alega el migrante de 34 años. César cree que fue atacado por ser  gay. Él notificó al personal del albergue y llamaron a la  policía, pero no quedó registro oficial del incidente.

Otro día, cuando estaba en su cuarto, César dice que otro residente del mismo albergue intentó acosarlo sexualmente. “Estoy traumatizado, la vida ha sido muy cruel”, César dijo, sosteniendo que el personal del albergue no hizo nada después de que él reportó los 2 incidentes. Documented no pudo revisar los documentos del expediente, ya que por las leyes de Nueva York, el Departamento de Personas Sin Hogares (Department of Homeless Services), la agencia que supervisa el albergue donde César se estaba quedando, no puede compartir los detalles de un caso activo. 

Documented ha escuchado de varios migrantes LGBTQ+, desde el año pasado, quienes viven en albergues de la Ciudad. Afirman que los albergues carecen de recursos para su comunidad, incluyendo asistencia para la gente que enfrenta discriminación. Dijeron que la falta de recursos está agravando el trauma de su viaje a Estados Unidos y ha impactado su salud mental. Muchos buscan asistencia de organizaciones comunitarias, mientras que intentan encontrar otras formas de vivienda. 

Cuando César se acercó al personal para reportar el ataque en mayo, alegó que el director del albergue le dijo que “debería estar agradecido” por lo que la ciudad le ha dado. 

“Todo eso me está causando daño psicológico. Quiero ir a un lugar sano donde no tenga que sufrir”, dijo. 

Yonathan Matthie, fundador de la organización sin fines de lucro América Diversa, que asiste a migrantes LGBTQ+ en Nueva York, sostuvo que cada vez más solicitantes de asilo contactan a la organización con denuncias sobre acoso basado en su orientación sexual en los albergues de la Ciudad. Matthie dijo que ahora representan a 18 clientes al mes, un incremento de los 5 que representaban anteriormente. 

“El problema es que nadie ha enviado su denuncia. En cambio terminan saliendo de los albergues, encontrando otras formas de vivienda, o trabajando para obtener dónde dormir”, Matthie dijo. 

Desde julio del año pasado, Matthie dijo que América Diversa está viendo un aumento en las quejas de migrantes LGBTQ+ porque hablan español y suelen necesitar traductores, un problema que migrantes también expresaron a Documented anteriormente. 

“Personas llegan con desamparo emocional por su migración”, Matthie dijo. “Son altamente vulnerables y la Ciudad aún no ha abordado este problema”. Añadió que algunos individuos están expuestos a la extorsión por personas que les ofrecen vivienda a cambio del trabajo sexual. 

Documented ha recibido mensajes por WhatsApp y correo electrónico de al menos 15 migrantes LGBTQ+ pidiendo asistencia para encontrar alojamientos alternativos a los albergues, frecuentemente citando la discriminación por su género. Una migrante lesbiana dijo que sintió presión por salir de un albergue para mujeres después de que otros residentes denunciaron su forma de vestirse. 

Kristian, 24, un migrante gay, describe su comportamiento como afeminado. Dijo que los residentes de un albergue para hombres, donde estaba viviendo desde junio, le hacían sentir incómodo. Dijo que escuchó comentarios vulgares e insultos dirigidos hacía él. Una vez, cuando fue para usar el baño, dijo que un residente hizo una insinuación inapropiada para tener sexo. “Sólo porque soy gay no significa que estoy aquí para hacer ese tipo de cosas con todo el mundo”, dijo a Documented. 

Agregó que los otros migrantes LGBTQ+ en el albergue también se enfrentaron a la discriminación. Dijo que en muchas ocasiones no pudieron contactar al trabajador social asignado al lugar para pedir su ayuda. 

Kristian dijo que está buscando asistencia en línea, o a través de organizaciones que apoyan a la comunidad LGBTQ+. 

“A veces quieres salir, pero me pregunto, ¿adónde voy?” dijo.

El Departamento de Servicios Para Personas Sin Hogares (DHS, por sus siglas en inglés) supervisa los albergues de la Ciudad. 

“Los clientes que quieran reportar sus preocupaciones sobre un albergue pueden llamar al 311 o pueden visitar la Oficina del Defensor del Pueblo. La salud y el bienestar de nuestros clientes es nuestra primera prioridad, y deberían sentirse libres de reportar sus preocupaciones sin temor a represalias”, un portavoz de DHS dijo. 

A principios de julio César salió de Nueva York. “Quiero olvidarme de todo, y quiero comenzar a vivir de nuevo”, dijo. 

SEE MORE STORIES
Early Arrival Newsletter
Receive a roundup of all immigration news, and the latest policy news, in New York, nationwide, and from Washington, in your inbox 3x per week.
info@documentedny.com
sales@documentedny.com
pitches@documentedny.com
test