fbpx Fraude de bienes raíces en las comunidades Dominicanas de Nueva York - Documented - Documented
 

Fraude de bienes raíces en las comunidades Dominicanas de Nueva York

Un banco dominicano intenta recuperar la confianza de dominicanos en EE.UU después de ser víctimas de fraudes de bienes raíces en la pandemia

A finales de marzo, miles de dominicanos de la ciudad de Nueva York se reunieron en la Torre de Radio y el Hotel en Washington Heights. Banreservas, el banco estatal más grande de la República Dominicana, estaba organizando su primera feria de bienes y raíces en la ciudad de Nueva York, con la misión de aliviar las preocupaciones sobre estafas sufridas por dominicanos que invierten en su tierra natal.

“El propósito de esta feria es vernos cara a cara, es una necesidad que surgió de discusiones sobre escándalos relacionados con el engaño y el fraude”, dijo Gary Tavárez, un corredor de Tu Casa RD.

Docenas de empresas de bienes y raíces dominicanas viajaron a la feria de varios días en Washington Heights, el vecindario que se conoce como la “Pequeña República Dominicana” de Nueva York, y otra feria en Lawrence, Massachusetts, que también tiene una gran diáspora dominicana. Algunos de los contratistas más grandes estuvieron presentes, y todos fueron evaluados por Banreservas, dijeron empleados del banco a Epicenter NYC.

En los últimos años, ha habido un aumento de dominicanos radicados en EE. UU. invirtiendo en propiedades en la República Dominicana. Los cheques de estímulo, dinero entregado por el gobierno en la pandemia, dieron a muchas familias dominicanas de clase trabajadora una fuente de ahorros, ayudándoles a lograr su sueño de ser propietarios de una vivienda en su tierra natal. 

Pero recientemente, los dominicanos en la ciudad han sido cautelosos al invertir. Reclamos en las redes sociales sobre fraude de bienes raíces, además de noticias sobre el desmantelamiento de una red que ejecutaba este tipo de delitos, han aumentado los temores en la población.

¿Cuáles fueron los escándalos de bienes raíces?

Un grupo de personas acusadas de estafar fueron arrestados en enero en una operación conocida como “Operación Nido”. Se descubrió una red de fraude en Santo Domingo que afectaba a cientos de personas en la República Dominicana y en EE. UU.

Un documento judicial de 400 páginas reveló hasta qué punto llegaba el engaño. Los acusados se dirigieron  a los dominicanos en el extranjero porque tenían menos probabilidades de darse cuenta de que no se estaba construyendo nada, según medios de comunicación dominicanos.

Vendieron más de 300 apartamentos u otros proyectos para los que no tenían un permiso de construcción, según la presentación ante el tribunal. En algunos casos, ni siquiera eran propietarios del terreno. El documento judicial también dice que los acusados vendieron los mismos apartamentos, a veces unidades y proyectos inexistentes, a diferentes personas.

Según el Ministerio Público, los acusados usaron abogados y contadores para dar la apariencia de legitimidad. Manipularon imágenes, mostrando a los presuntos estafadores entregando las llaves a las víctimas. Según la presentación ante el tribunal, amenazaron a cualquier víctima que se quejara de incumplimiento. Intimidaron a las víctimas fingiendo tener contactos de alto nivel dentro y fuera del departamento de justicia.

Informes de noticias de periodistas conocidos como Ramón Tolentino han mostrado la prevalencia de estos tipos de estafas.

Los asistentes a la feria, como Miguel Cleto, que vive en Jamaica, Queens, dicen que han escuchado sobre incidentes de fraude inmobiliario a través de testimonios en YouTube y advertencias por WhatsApp de familiares y amigos tanto en Nueva York como en la República Dominicana. 

“Realmente tienes que verificar las cosas y saber en qué te estás metiendo al 100%”, dijo Cleto en español. Cleto informó haber visto un pequeño grupo de personas fuera de la Torre de Radio y el Hotel, el lugar de la feria de Banreservas, advirtiendo a los visitantes sobre el fraude ese mismo día.

“Las familias que han sido estafadas han hecho mucho ruido sobre este tema”, dijo Juan Chalas, cofundador de la empresa de bienes raíces dominicana Plusval, en español.

También lee: Estafadores en internet se hacen pasar por inmigración: cómo protegerse

“El fraude puede suceder solo el 0.01% del tiempo, pero ese 0.01% hace un ruido que envuelve a todos y los hace pensar que todos son estafadores. Y no es así”.

¿Qué están haciendo los contratistas para ganarse la confianza de los dominicanos?

Cleto había estado esperando abrir una cuenta con Banreservas. Dice que es algo confiable  aprender que un fideicomiso podría mediar los acuerdos de préstamos para propiedades y que un banco de confianza estaba avalando a los contratistas en el evento.

Chalas dijo que una empresa que construye una relación con el cliente basada en la transparencia es importante. Esto es especialmente cierto para aquellos que no pueden llegar a la tierra natal. Las actualizaciones digitales pueden ser de gran ayuda, dice Chalas.

“Cuando puedes ofrecer a los clientes ese servicio postventa y post cierre, hacerles saber que el proyecto está progresando, enviarles pruebas hace que la gente se sienta más segura”.

El sueño dominicano americano

Los dominicanos que viven en la isla y la diáspora representan aproximadamente el 90% de los clientes de Plusval, dice Chalas. Además de los lazos emocionales y familiares con la región, los dominicanos, a diferencia de muchos turistas,  saben que el país es mucho más que las ciudades playeras que se muestran en los paquetes turísticos.

Mientras que ser propietario en la ciudad de Nueva York a menudo es inalcanzable para la familia trabajadora dominicana promedio, sus ganancias llegan más lejos en la República Dominicana.

“Si tienen $250,000 dólares en el banco y dicen, ‘tengo que invertirlo’, ‘¿dónde puedo ponerlo?'”, dijo Chalas. “No pueden invertirlas aquí  las casas cuestan un millón de dólares, mientras que si invierto allí, es más asequible.”.

Los principales lugares donde están comprando propiedades son la capital, Santo Domingo Oeste, Santiago Puerto Plata y Punta Cana.

Estrategias para protegerse del fraude (de expertos de bienes raíces y financieros dominicanos):

Verificar: Siempre vaya directamente a la empresa constructora en persona y asegúrese de que el proyecto tenga financiamiento de bancos formales o un fideicomiso. Verifique con el banco que la empresa constructora sea confiable.

Titulación: Si es una propiedad terminada, vaya al registro de títulos o registro de propiedad y verifique que sea legítimo. También asegúrese de que no esté a nombre de otra persona que no sea el representante con el que está tratando.

Confianza: Tenga cuidado con la persona designada para tramitar la compra, incluso si es un familiar o amigo.

Haga preguntas: Como cliente, tiene derecho a hacer preguntas y verificar todo sobre la propiedad.

Legalidad: No transfiera pagos sin primero tener las verificaciones y garantías requeridas.

Este artículo fue originalmente publicado en Epicenter NYC, miembro de URL Media network

Traducida por Rommel H. Ojeda.

TOP STORIES

Únete a nuestra comunidad en WhatsApp
Haz preguntas y ayúdanos a reportear.
SEE MORE STORIES
info@documentedny.com
Documented Advertising
Solutions
pitches@documentedny.com